Noticias


24 de septiembre de 2016

Batalla de Tucumán:
24 de Septiembre de 1812


La Batalla de Tucumán fue un enfrentamiento armado librado el 24 y 25 de septiembre de 1812 en el Campo de las Carreras, en las inmediaciones de la ciudad argentina de San Miguel de Tucumán, en el curso de la Guerra de Independencia de la Argentina.

El Ejército del Norte, al mando del General Manuel Belgrano a quién secundara el coronel Eustoquio Díaz Vélez en su carácter de Mayor General, derrotó a las tropas realistas del general Pío Tristán, que lo doblaban en número, deteniendo el avance realista sobre el noroeste argentino.
Junto con la Batalla de Salta, que tuvo lugar el 20 de febrero de 1813, el triunfo de Tucumán permitió a los rioplatenses confirmar los límites de la región bajo su control y consolidar la Revolución Americana.

La victoria de Tucumán y su consecuencia, el triunfo de Salta, son las dos únicas batallas campales que se libraron en el actual territorio argentino, durante la guerra de la independencia. La de Tucumán fue fundamental para la gesta. Detuvo un avance realista que, sin ese hecho, hubiera tenido gravísimas consecuencias.

La mitad de nuestro territorio hubiera sido dominada por los españoles, como prolongación del control del Alto Perú, que ya ejercían tras el desastre de Huaqui. Y hubieran podido conectarse los centros realistas altoperuanos con los de Montevideo. En esas condiciones, es forzoso pensar que no hubiera podido declararse la independencia en 1816, como tampoco armarse la posterior campaña libertadora de San Martín. Sin duda, la liberación estaba en el alma de los pueblos y se habría logrado finalmente. Pero hubiera costado muchos más años y mucha más sangre.

En la mañana del 24 de septiembre de 1812, día del combate, el general Belgrano estuvo orando largo rato ante el altar de la Virgen. El ejército argentino obtuvo la victoria.

En el parte que transmitió al Gobierno, Belgrano hizo resaltar que la victoria se obtuvo el día de Nuestra Señora de las Mercedes, bajo cuya protección se habían puesto las tropas.

El parte dice textualmente: "La patria puede gloriarse de la completa victoria que han tenido sus armas el día 24 del corriente, día de Nuestra Señora de las Mercedes bajo cuya protección nos pusimos ".

El general Belgrano puso en manos de la imagen de la Virgen su bastón de mando.
La entrega se efectuó durante una solemne procesión con todo el ejército, que terminó en el Campo de las Carreras, donde se había librado la batalla.

Nuestra Historia
Nuestras Autoridades
Nuestro Escudo